viernes, 18 de agosto de 2017

LA EXPLOSION DE CADIZ. 18/08/1947







Hoy Viernes se cumple un nuevo aniversario de la explosión que, en la noche del 18 de agosto de 1947, se produjo en la Base de Defensas Submarinas en San Severiano, matando a 150 personas, hiriendo a otras 5.000, destruyendo buena parte de la zona de extramuros y marcando la que sería la historia y el desarrollo de la ciudad en los años siguientes.
A fin de no perder la memoria de estos sucesos y servir, también, como gran contenedor de la vivencias y recuerdos de muchos ciudadanos que sufrieron esta tragedia, se pone en marcha a través de internet la página www.explosiondecadiz.es, desarrollada en los últimos meses por el principal investigador de esta parte de nuestra historia, José Antonio Aparicio, autor del libro La noche trágica de Cádiz, el trabajo más profundo de investigación publicado y en el que analizó por primera vez las causas de esta explosión. Aparicio rehusa protagonismo a la hora de poner en marcha esta web, a pesar del esfuerzo que supone la recopilación de todo lo que en ella se muestra y permite, sobre todo, mantener viva en la memoria colectiva los sucesos tan trágicos vividos hace cerca de setenta años, evitando con ello la pérdida en el tiempo de todo lo acontecido. Deja claro el investigar que es un proyecto "no de autor" hasta el punto que está firmado como "ciudadanos de Cádiz", pues confía en que se vaya enriqueciendo con aportaciones de la gente a la vez que cuenta ya con un grupo de investigadores e historiadores dispuestos a promover esta webcomo germen de proyectos relacionados con la Explosión de 1947. En todo caso tiene claro que ayudará "a no olvidar una de las grandes tragedias de la ciudad". La página que mañana se pone en marcha se abre con un bucle de imágenes sobre dos cuestiones: una relacionada con la causa de la Explosión, que José Antonio Aparicio ya sacó a la luz en su libro, y otra relacionada con el "reconocimiento de la culpa", aún pendiente después de tantas décadas por parte de la Administración. A la vez, los textos de apertura ponen al lector en situación en cuanto a lo que se produjo en Cádiz esa noche. A partir de ahí el usuario de esta web se encontrará, o se irá encontrando poco a poco pues la página nace con el objetivo de ir incrementando su base documental, con el listado completo de todas las víctimas de la explosión, con una biografía de cada una y, también y por primera vez, con fotografías de muchas de ellas, que ha ido localizando Aparicio durante sus investigaciones y con el apoyo de otros estudiosos de la historia de Cádiz, como el fallecido sindicalista Jesús Gargallo, poseedor de un gran archivo sobre los astilleros de la ciudad. Si todo lo que se ofrece es interesante, incluida una fotografía inédita captada en los depósitos del cementerio de San José a las pocas horas de la tragedia y donde yace uno de los fallecidos, destaca el apartado dedicado a las fuentes documentales a través de la cual se pueden acceder a todos los documentos completos que se guardan, relacionado con la catástrofe, en archivos como los de la Armada, la Administración Central, Diputación, Ayuntamiento, Guardia Civil... Aunque documentos de la Armada siguen estando clasificados como secretos. Igualmente se plantea la recuperación de los artículos de prensa y revistas, algunos procedentes de medios internacionales, que se han ido publicando así como el archivo sonoro existente, desde el vídeo editado en su día por Diario de Cádiz y la Diputación al último programa conmemorativo emitido por RNE.

El día 18 de agosto del año 1947 se produjo la explosión de un polvorín de la Armada en Cádiz, España. La magnitud de la explosión fue tal que el fogonazo pudo verse desde el acuartelamiento militar español ubicado en Monte Hacho (Ceuta). Se formó una nube de hongo visible desde toda la Bahía de Cádiz, Huelva y algunos pueblos de Sevilla. El ruido de la explosión fue oído hasta en la propia capital hispalense, e incluso hasta en Portugaldonde creyeron que se trataba de un temblor sísmico.


Documentos RNE - La explosión de Cádiz, 1947. Una tragedia silenciada - 12/01/13










continua.....


     
 ARQUEOLOGIA FLAMENCA        ARQUEOLOGIA TAURINA      CAPOTE DE PASEO 
MENSAJE AL EL CONDE          PDF
_______________________________


Protected by Copyscape Web Plagiarism Finder



viernes, 24 de marzo de 2017

La Gran Ola






"Es increíble pensar que la costa andaluza son dos niños jugando en la arena con una pala, creyendo que nunca va a pasar nada. Y sí. Esa ola gigantesca ya está viniendo. No sabemos cuándo va a llegar, pero ya está viniendo. Y no hacemos nada". Quien pronuncia estas palabras no es ningún profeta apocalíptico, ni ningún director de películas de catástrofes, ni ningún friki de los desastres naturales. Es María Belón, la médico española superviviente a uno de los tsunamis provocados en el Sureste asiático por el terremoto del Océano Índico de 2004 que inspiró la película Lo imposible. Más de 230.000personas perdieron la vida y dos millones, sus hogares y sus medios de subsistencia.
El de María Belón es sólo uno -el más impactante, sin duda- de los cuarenta testimonios de expertos, científicos, cargos públicos, funcionarios y especialistas en rescates que recoge La gran ola, un documental del director Fernando Arroyo que alerta del riesgo cierto de que las costas gaditanas y onubenses, andaluzas y portuguesas, vuelvan a ser engullidas por un maremoto como el del uno de noviembre de 1755. Y lo que es peor: en el que denuncia que a día de hoy no existen protocolos de actuación ante este tipo de desastres. Ni siquiera en los centros escolares.
"La predicción de esta clase de fenómenos es prácticamente imposible; en prevención se está trabajando, pero no se está haciendo nada desde el punto de vista de la concienciación, de la educación. Incluso si tuviésemos los mismos sistemas de detección que Japón y Chile es como si no hubiésemos hecho nada", cuenta Fernando Arroyo a este periódico en el escaso hueco que le deja la promoción de la película. Hoy se estrena en los cines de El Puerto, Chiclana, San Fernando y Rota y el próximo día 31 llegará a Cádiz. Y seguro que no dejará indiferente a nadie. Porque las argumentaciones científicas y las advertencias de los expertos culminan con la recreación de una de las peores pesadillas que han tenido alguna vez en su vida muchos gaditanos: la de una marea gigante tragándose literalmente la ciudad por donde se abalanzó el maremoto que sucedió al terremoto de Lisboa. El realismo resulta espectacular.
"Sin embargo, cuando realmente te das cuenta de la posibilidad de que ocurra es ante las imágenes aéreas de la costa gaditana, onubense y portuguesa", avanza el realizador.
"¿Cuánta gente hay en la costa de Cádiz y Huelva en la playa?, ¿cómo evacuamos a un sitio seguro a toda esa gente?", se pregunta Antonio Pazos, jefe de Sismología del Real Observatorio de la Armada de San Fernando. "Además, en una zona baja donde hay mucha marisma", añade.
"Sacar de Cádiz, donde sólo hay dos salidas, a cien mil personas en media hora es imposible. A dónde vamos? ¿Dónde nos refugiamos? Hay desconocimiento, pero es que tampoco hay muchos sitios", insiste el capitán de fragata.
En Portugal no mejora la situación. Manuel Lopes, profesor del Instituto Superior Técnico de Lisboa, estuvo alertando durante años a todos los grupos parlamentarios lusos sobre la existencia real de riesgo sísmico en el país vecino. "En 2010 conseguimos que la Asamblea de la República aprobase una resolución. A día de hoy no se ha hecho nada. Y cuando le dije a un diputado que no estaban preocupados me dijo que sí: que de hecho ya habían reforzado la Asamblea de la República. ¿Y los otros diez millones de portugueses que no trabajan allí?".
Fernando Arroyo llegó a grabar 40 horas de entrevista. "Enseguida me di cuenta de que los investigadores estaban deseando hablar de algo de lo que no se habla", reconoce. Y es que los supuestos efectos negativos sobre el turismo impiden a los gestores públicos que se debata, que se planifique, que se tomen medidas, dice. "Me conformo con que la gente empiece a hablar de todo esto: de la necesidad de señalizar las playas, de establecer rutas de evacuación, de que los niños aprendan en los colegios qué deben hacer y qué no", confiesa el documentalista.

     CAPOTE DE PASEO            PDF          GALERIA DE FOTOS
 ARQUEOLOGIA FLAMENCA

_______________________________